Presentación

Venezuela ha estado en la boca del mundo durante las dos décadas que van del presente siglo, ya no tanto por sus concursos de belleza, sino sobre todo por la crisis sociopolítica y económica que azota todas las esferas cotidianas y vitales del país. “Venezuela” se ha convertido en un tema difícil de evadir y se ha afianzado aún más con la mirada internacional puesta sobre, entre otras cosas, la migración, tantas veces forzada, de millones de sus oriundos a otras tierras que les prometen mejores oportunidades. No se ha hablado lo suficiente, en cambio, de lo que se ha producido tanto dentro como fuera del país por los escritores y poetas venezolanos que pertenecen a una época particular y peliaguda de la historia nacional; aunque no deja de ser verdadero que ha habido cierto reconocimiento editorial fuera de las fronteras venezolanas a algunas novelas que han intentado explicar esta historia a través del ejercicio ficcional o, al menos, manifestar determinadas experiencias de verdad en esta historia. En cierto sentido, algunos títulos de la literatura venezolana reciente han fungido de pruebas o vehículos de una realidad incomprensible, que quiere saberse y descubrirse, para los foráneos (y para algún que otro autóctono), lo que la ha hecho más atractiva. Sin entrar en la discusión de las implicaciones de esta lectura o atractividad, cabe preguntarse si se puede hablar de algo así como un movimiento literario venezolano realmente propio de nuestra época, anclado —sea explicitado o no– a unas circunstancias históricas ineludibles. Ahora bien, ¿es posible hablar de una estética propia del quehacer literario venezolano del presente? ¿Tienen estas obras un valor estético más allá de su relación con el contexto en el que se producen? ¿Hay algo que distinga a esta literatura de la que se escribía anteriormente en el país o, más aún, de la que se escribe en el resto del mundo hispanohablante? ¿Qué es la literatura venezolana del siglo XXI o, en todo caso, las literaturas venezolanas del siglo XXI? A través de la reflexión de las obras de autores venezolanos actuales como Rodrigo Blanco Calderón, Enza García Arreaza, Juan Carlos Méndez Guédez, Juan Carlos Chirinos, Eduardo Sánchez Rugeles, Liliana Lara, Adalber Salas Hernández, Karina Sainz Borgo, entre otros, intentaremos dar respuesta a estas preguntas y, acaso, abrir otras a lo largo de este coloquio.

 

Por la incertidumbre a la que nos somete la pandemia del coronavirus, el “I Coloquio de Literatura Venezolana del Siglo XXI” se celebrará de forma virtual. De este modo, como consecuencia positiva, se hace más accesible a los residentes de Venezuela.

La convocatoria del recibo de propuestas se anunciará el 15 de enero de 2021 y podrá encontrarse en la pestaña “Envío de propuestas”.